Lo que mueve el mundo – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas, Perspectivas

Me he parado a pensar en esta pregunta y me han ido viniendo a la cabeza por este orden las siguientes respuestas: dinero, amor, poder, pasión, ideas. Finalmente, la ilusión. Me quedo con ésta. He vuelto a atacar la pregunta desde la coherencia que aporta la simplicidad y me he visto hace muchos años, en el recreo en parvulitos.

Se llamaba María. Bajita, media melena de pelo negro, muy borde, preciosa. Hacíamos rodar con nuestras manos neumáticos pintados de colores, corriendo por todo el patio a carcajada limpia, deseando que llegara mañana para repetir. La posibilidad de, espejismo o no, transforma en energía nuestro deseo, capricho, antojo y con ella nos movemos y movemos. Pero es ese movimiento inquieto del ego el que mueve al ser humano y con él, su mundo, concepto que no existiría sin aquél. Para cada pequeño empujón, giro, proyecto, necesitamos la zanahoria al fondo y que alguien, quizá nosotros mismos, nos tape los ojos. Difuminar de la lista de consecuencias, tantas veces memorizadas, el sufrimiento, ayuda aunque llevemos grabado en la piel desde la infancia que nuestro compañero en cualquier empresa que iniciemos será el dolor.

Después de esta parrafada no tengo claro por qué movemos el mundo. Y menos aún, cómo nos levantamos del suelo y lo volvemos a mover. A veces creo que el mundo camina solo. O lo conduce nuestro ADN. Un día aparece alguien que nos encanta y vemos fácil hacerlo rodar. Incluso caer por el acantilado resulta hermoso. Lo único que sé es que yo, si muevo el mundo, es por alguien.

 

Visita el perfil de @soloparatuitear