Las reglas del juego – @soloparatuitear

Zarathustra Callao @soloparatuitear, krakens y sirenas

Hay algo irónico en un jugar sin reglas cuando ya has jugado, es imposible formatear recuerdos y sentimientos. Así que vamos a proponer algunas.
Vamos a dejarnos llevar con la valentía que supone conocer ya este terreno, esta vez. Vamos a sujetar ese instinto que intentará saltar sobre nosotros para protegernos de un daño seguro en esos momentos de lúcida realidad que llegarán. Sujetarlo y amordazarlo. Vamos a ver de qué somos capaces, qué hay más allá de la línea que separa el tenerlo controlado del no tener ni puta idea de qué vendrá después. Vamos a caminar solos un rato.
Vamos a no presuponer hasta sentir. A no mezclar lo material a destiempo. A no caer en la cuenta sin tener antes los datos, a no anotar cada error en la libreta de posibles rencores.
Vamos a decir que tenemos miedo. Vamos a no fingir sentimientos. Vamos a permitirnos abrir los ojos sin tenerlo todo visto, a escuchar sin música de fondo.
Vamos a observarnos encajando los defectos del otro, a observar al otro cuando le mostremos los nuestros. Sin más. A reírnos sin filtrar, a mosquearnos si nos duele, pero nunca a recular. A querernos a destiempo, que es como es la vida, pero a no importunar, a dejar hacer antes de hacer, a besar si hay que besar y morder siempre en el cuello, sin sangre pero sin tiento, sin dudas, hasta sin aliento, sin más objetivo que este puto momento.
Vamos a dar nuestra palabra porque es lo único que tenemos, a confiar en el otro porque sabemos que él lo hará. A tenernos, a contarnos, a esperar si hay que hacerlo, a saber que se nos esperará.
Vamos a saltar por encima de los cadáveres que este mismo juego ha dejado otras veces, no hace falta olvidar, no hace falta perdonar, pero que no nos manche ahora, vamos a no contaminar.

Y ya lo sabíamos, lo sabemos, hace falta estar loco, todo esto es triste porque sólo es un vamos a soñar.

Puedes seguir a @soloparatuitear en Twitter