La vida – @KalviNox

Kalvi Nox @KalviNox, krakens y sirenas, Perspectivas

No conozco a nadie que no haya hablado alguna vez de ella, tú también lo haces, seguro que varias veces al día y casi seguro, que es de lo que más vas a hablar en toda tu existencia.

De cómo te ha tratado, quién se te ha cruzado en el camino, o incluso, a quién has elegido o quién te ha tocado, para bien o para mal.

Todos la juzgamos, cuando es malo lo que toca vivir, pensando en lo injusta que es, aunque la mayoría de las veces la culpa sea nuestra.

Ay, la vida.

Hay gente que envidia la de otros, los que sueñan con una mejor, más fácil. Como si eso existiera.

No, no somos la vida que nos ha tocado, la mayoría somos la vida que hemos elegido. Aunque nos cueste. Piensa un momento, echa la vista atrás, ¿te acuerdas cuando en tu infancia lo que más deseabas es ser mayor a toda costa porque pensabas que era mejor? Jajaja, fíjate en lo equivocados  que estamos. Esa vida, esa parte, siempre se echa de menos, porque ahora ya sabes que no va a volver.

Se echa de menos a los que ya no están, quizá los que se fueron, y sonríes para los que siguen estando ahí formando parte de ti, de tu vida.

De los que intentamos olvidar porque es mejor que no hubiesen estado, mejor ni hablamos, porque hay veces en las que piensas que la vida son dos días y uno de ellos lo has malgastado.

La vida es eso que pasa cuando tomas conciencia del valor de las cosas, de lo poco que somos y lo mucho que dejamos a nuestro paso a quien nos mira, y quiere seguir a nuestro lado.

Es curioso que cada parte de nuestra vida tenga un color, una música, un recuerdo plasmado en papel, un beso, una cicatriz…

Cicatrices, las marcas de la vida en cada persona. Se vean, o no.

He conocido gente que llevaba las cicatrices en su mirada, que la vida no les ha tratado bien, escuchado mil batallas contra ella, en lo bueno y en lo malo, en risas que acababan en llanto, en golpes de vaso contra la barra de un bar, con las rodillas en el suelo porque ya no se puede más…

Siempre se puede, el tiempo se encarga de decirnos que sí, que pudimos, o que pudimos hacerlo. Porque siempre hay una manera.

Es cuando pensamos en todo lo recorrido, lo sufrido, lo amado, todo lo luchado cada día de la vida, que miramos más allá de lo que vemos, tomamos aire, y en esa mirada perdida, decidimos avanzar. O no.

Espero que siempre sea así, avanzando, porque la vida es así, dura, tierna, oscura, feliz, rápida y lenta, triste, sola, agobiante, aburrida, y mil cosas más. Pero la realidad es que sólo tenemos una, y seas como seas, merece la pena vivirla.

Vive.

 

Visita el perfil de @KalviNox