La estrategia de las canciones compartidas – @letrasypalabras

@letrasypalabras @letrasypalabras, krakens y sirenas, Perspectivas

Cuando era niño tenía la habilidad de transportarme imaginariamente a los paisajes que veía en el viejo diccionario Larousse ilustrado que había en mi casa, ese que tenía páginas con fotografías a color en la parte de en medio; brincaba de la tundra a la selva y al bosque como todo un jumper.

En algún punto perdí esa habilidad, aunque aún me pasa algo con las fotografías; pero para mi fortuna, logré desarrollar una conexión muy parecida con la música.

Puedo guardar recuerdos en canciones, como si fueran botellas o frascos.

Sé que a todos nos recuerda algo la música, pero en mi caso el recuerdo es tan nítido que me transporta, como si se abriera un portal en la línea del tiempo y pudiera, por el espacio que dura la canción en reproducirse, observarlo todo como si estuviera en un palco o en una función de Cinépolis 4DX, así como Harry Potter observaba los recuerdos en el pensadero de Albus Dumbledore.

Es un proceso sencillo el de guardar recuerdos en canciones, pero no es fácil; el secreto está en agudizar los sentidos y elegir la canción adecuada, la letra y la música; como quien elige una caja por su tamaño, color y resistencia.

No todas las canciones son aptas para guardar recuerdos, ni todos los recuerdos deben guardarse.

Nunca tuve amigos imaginarios, siempre he tenido canciones interiores. Si escarbas en mi pecho encontrarás canciones.

Tengo una lista de canciones que me recuerdan quién soy, dónde estuve y todo lo que fui.  Se puede volver en el tiempo a través de una canción, pero debes estar consciente de los riesgos de viajar en el tiempo, la importancia de no modificar los eventos, el peligro de destruirlo todo; lo mismo que con la estrategia de las canciones compartidas, que solo surten efecto para el que las comparte, y se parecen mucho a los enlaces a páginas en internet, pero en el subconsciente.

Hay una canción que siempre me lleva a ti.   El camino de regreso a mí es empedrado, y está lleno de canciones.

Tengo problemas de memoria a corto plazo, pero todo lo recuerdo con música y café, supongo que es algún tipo de efecto secundario.


Visita el perfil de @letrasypalabras