La divina comedia – @Macon_inMotion

Macon_InMotion @Macon_InMotion, krakens y sirenas, Perspectivas

El sol recubre con un halo dorado todo el puerto y varios veleros se dejan mecer por el vaivén del mar. Las gaviotas graznan. Una silueta camina lentamente por el muelle. Lleva una gorra de un rojo descolorido, una camiseta de tirantes blanca y un pantalón vaquero endurecido por el salitre. Bajo su brazo derecho, una caja con un par de botellas de ron. Sus pasos hacen crujir la madera. Con la mano libre se quita la gorra un instante y se seca el sudor de la frente. Acto seguido oculta sus rizos rubios de nuevo bajo la gorra. Otro hombre, de pelo completamente blanco y piel morena surge del interior de uno de los veleros y saluda la mano jovialmente. Lleva una camisa tipo años setenta de color aguamarina y absolutamente nada más. Se rasca la entrepierna, que está totalmente visible y a continuación coge un pantalón beige que estaba tirado en cubierta para ponerselo.

El hombre de la gorra roja le pasa entre risas la caja a su compañero, que está terminando de abrocharse el pantalón. A continuación y con un pequeño salto, aterriza en la cubierta del velero. El hombre de pelo blanco se sienta en el suelo de la embarcación y trata de abrir con los dientes una de las botellas de ron. Entretanto, el recién llegado desaparece escaleras abajo para volver a reaparecer con dos vasos y una bolsa de hielo. Se sienta enfrente y vuelve a secarse el sudor de la frente con la gorra. Dispone ambos vasos en el suelo e introduce un único hielo en cada vaso. Instantes después, los hielos son regados con ron, cuyos tonos ocres se tornan dorados al ser atravesados por los cálidos rayos del sol. Los dos hombres alternan la mirada entre si y el ron, levantan los vasos y brindan sin que estos lleguen a chocar, solo marcando el movimiento.

Los dos hombres susurran al mismo tiempo “Infierno. Purgatorio. Paraíso.” a modo de brindis.

Salud, Dante.

Salud, Virgilio.

Ambos beben. El mar comienza a tragarse el sol por poniente. En la popa del velero se lee, con letras blancas y elegantes, su nombre: La divina comedia.

 

Visita el perfil de @Macon_inMotion