Gota fría – @DeNegraTinta

DeNegraTinta @DeNegraTinta, krakens y sirenas, Perspectivas

Han pasado poco más de cuatro semanas desde mi operación y por indicación del médico debo permanecer dos más en reposo, después de todo una histerectomía no puede considerarse una cirugía menor. Para ser exactos, tengo en mi calendario treinta y dos mañanas, tardes y noches resguardada entre cuatro paredes y una gran ventana. Se lee monótono, pero nunca imaginarían que lejos ha estado de serlo. He recibido un sin fin de llamadas, visitas, todas ellas acompañadas de los mejores deseos, largas horas de pláticas, risas, también lagrimas. Parece algo común, por lo regular así sucede cuando alguien ha sido sometido a una intervención quirúrgica -pero no- voy ahondar un poco más allá de todo esto.

Como gota fría, así describo ésta sensación que acompaña mi singular trayecto a la recuperación. Una helada y refrescante emoción detonada en cada despertar, medio día y puesta de sol, una revelación, un recordatorio de lo que es vivir en plenitud.

Levantarse cada día frente al mismo escenario podría considerarse parte de la cotidianidad. He visto a la madrugada clarear y al Sol despedirse en decenas de ocasiones. A veces entre viento y lluvia, otras entre la calma de un abril recién estrenado. Aquí desde el lado derecho de mi cama me he convertido en la afortunada espectadora del tiempo, me ha enamorado dibujado un sin fin de paisajes con los protagonistas de siempre. Los mismos árboles, incluso mi mariposa que acostumbra revolotear frente a la ventana como si en su aleteo saludara preguntando cómo me encuentro. Todo está matizado en diferentes paletas de color.

Estoy sumergida en un mar de gotas frías desde hace treinta y dos mañanas, tardes y noches. Doy gracias a mi enfermedad y veo en mi recuperación una experiencia que atesorar. No se trata únicamente del cuerpo y sus cicatrices. Hoy estoy consciente de la mujer que soy; entiendo con mayor claridad cómo, porqué y por quién, respiro.

No basta con abrir los ojos, se necesita observar con detenimiento nuestro entorno. De nada sirve avanzar sin detenerse a disfrutar lo que la vida nos ha puesto en el camino. Por favor hagamos de una gota fría todo un océano de posibilidades en donde navegar.

 

Visita el perfil de @DeNegraTinta