Gota a gota – @stay_unbroken20

Vicky Grande @stay_unbroken20, krakens y sirenas, Perspectivas

La alarma suena pronto, a las ocho, como de costumbre. No le cuesta levantarse, ha conseguido dormir del tirón y aunque sabe que va a terminar agotada, tiene ganas de empezar el día. Se mete en la ducha para despejarse por completo, se viste, se peina y sale por la puerta. Ni siquiera desayuna, bueno sí que lo hace, pero no en casa, sino en el bar de la esquina como en las últimas décadas.
Café con leche y un par de tostadas con aceite, luego otra vez a la carga.
Dos del mediodía, toca comer. Un pequeño descanso para su cuerpo y para su mente, hora y media de tranquilidad, de vida. Respira tranquila saboreando cada soplo de aire, sabe que con cada minuto que pasa se acerca la hora de volver a trabajar, pero al mismo tiempo es un minuto que se resta a todos aquellos que quedan para que finalice su jornada. No trabaja para nadie, solo para ella, es por eso que se exige más y alarga su jornada laboral todo lo que puede. Es así como consigue ganarse la vida, con cada gota del sudor de su frente, al final todo tiene un precio y en este caso, el suyo es este, no tener tiempo ni para respirar.
Camina desganada por el suelo de su propia casa. Hace poco que ha regresado a ella después de un largo y duro día de trabajo. No ha parado desde que salió por la puerta a las nueve de la mañana y ahora, a las diez, tras más de diez horas ha logrado sentarse a descansar.
El estómago le ruge con fuerza, pero el peso de los párpados es tal, que el hambre acaba perdiendo la batalla.
Se quita la ropa para ponerse el pijama, se lava los dientes mientras observa como el paso del tiempo hace que su rostro vaya cambiando poco a poco y se mete en el sobre. Apaga la luz. Mañana será otro día.

 

Visita el perfil de @stay_unbroken20