Mi forma de ver el mundo – @reinaamora

Reinamora @reinaamora, krakens y sirenas, Perspectivas

Todos deseamos ser felices, pero no todos estamos dispuestos a pagar el precio por encontrar la felicidad.

Como buscadora de almas que soy, me fascina todo lo que las personas tienen para ofrecerme. Susana, Arantxa, Esther, Paula,… son mujeres que admiro profundamente a través de ellas mismas. Con sus Almas crean notas musicales y con su vida, componen su propia sinfonía.

«Hay dos tipos de personas, los que esperan la felicidad, y los que salen a buscarla decididas, día tras día».

Susana era de las primeras, hasta que un día, miró su mundo y lo vio tan negro, que decidió que tenía que hacer algo para cambiarlo.

No es fácil, nada fácil, sobre todo porqué lo primero que hizo fue mirarse y decir: NO ME GUSTO, y eso tiene mucho de fracaso, sin duda. A partir de ahí tenía dos opciones, dejar de ser tan negra como su mundo y así estar en consonancia con el, o cambiar y, poco a poco, ir alterando los colores oscuros que la rodeaban.

Decidió lo segundo.

No conformándose con un color, quiso conquistar TODO EL ARCO IRIS. Puso el azul del cielo y los sueños, el rosa de la primavera y de las flores, el rojo de la seducción y el erotismo, el morado de la picardía y hasta el negro de un buen corsé y una fusta.

Puso mariposas y montañas, perros  y gladiadores, dados, tableros, jugadores… puso teatro, poesía y canciones; relatos, imágenes y cómplices. Puso fiestas, charlas y emociones. Puso amistades, cariño y, sobre todo, en cada cosa, puso sensaciones.

Ahora, no solo vive rodeada de colores, sino que solo permite a una persona ayudarla a decidir el color del día: su hija.
Pero lo más importante es que, ahora se mira al espejo y dice ME GUSTA ESTA MUJER. Sea cual sea el color del que vista su día. Ahora es ella la que persigue sus sueños….

Esther, tiene una forma muy sencilla de verlo, es afortunada solo por el hecho de haber nacido en este lugar, tan solo eso ya le hace vivir una vida afortunada. No perfecta, pero sí con opciones.

Aunque la vida le muestre su cara más cruel, » nunca se está tranquilo». Es verdad y hay que saber llevarlo. Con tan sólo 30 años, le dicen que tiene cancer y lo primero que piensa es que se va a morir, pero el médico le dice que NO, que lo han cogido a tiempo, que está localizado, que va a ser duro el proceso pero que se va a poner bien.

¡ESA ES UNA BUENÍSIMA NOTICIA! La mejor de su vida! ¿Qué más puede pedir? Dar las gracias. Gracias, porque la echaron de su trabajo cuando fue madre, gracias porque así pudo ir al médico cuando se noto un bulto si no lo hubiera dejado pasar porque no podía faltar a trabajar, gracias porque está cogido a tiempo, gracias, porque una vez más, se siente afortunada.

Ella sabe que cuando las cosas se tuercen, se tuercen y mucho. A su madre, le diagnostican también Cáncer cuatro meses después que a ella ¿qué más le puede pasar?… Todo ese tiempo, duro, caótico y lleno de miedos, ha podido disfrutar mucho de su hija.

Ha recibido el cariño DIARIO de familiares, y amigos. Su forma de ver el mundo es ver el vaso siempre medio lleno, siempre las cosas podrían ir peor, no se amarga porque vayan mal, porque sabe que la vida es así, sólo es vida, y no es perfecta.

Es feliz porque disfruta de los días en el parque o en el campo, o de poder estar todo el día en la playa con una neverita y rodeada de gente que quiere. Para ella, ese, es uno de los mejores planes del mundo mundial.

«Sonreír no siempre significa ser feliz, muchas veces significa ser fuerte.»

Arantxa nació y creció en un lugar en el que la mitad de la población estaba enfrentada a la otra mitad y eso la marcó. La hizo rechazar a todos aquellos que se dedican a subrayar aquello que nos diferencia, como sociedad, de otras gentes y lugares, y la empujó a amar a quienes trabajaban para mostrar que son muchas más las cuestiones que nos unen que las que nos separan.

Su mundo es un lugar abierto. Un espacio para experimentar, conocer gente, degustar sabores y descubrir nuevos olores. Su vida está llena de sonidos, acentos y músicas nuevas. Es un universo lleno de oportunidades de crecimiento y realización personal. Un lugar misterioso, imposible de conocer en su totalidad y por tanto, mucho más atractivo a sus ojos.

Paula mira la vida desde detrás de una ventana. Casi aire, casi ruido, casi sin esperanza.

Excusas.

Pone la mano en el cierre y se agita la respiración. El aire tampoco es tan importante, nunca le gustó el ruido, la esperanza acaba por ser decepción.
Tal vez mañana…

El mundo se ha equivocado en el sentido en el que da vueltas, pero para eso estamos nosotros para redireccionarlo a nuestro modo, para que podamos ser felices y adaptarnos a él, porque se puede ser feliz. Debemos serlo.

Todas las cosas bonitas, hermosas, los placeres, las sensaciones que hemos vivido, nos hacen suponer que nos esperan muchas más. El mundo se refleja por el amor, el compartir, si todo esto hermoso que puedes descubrir no lo compartes es una mierda.

Toda dificultad, o placer, debería de ser compartido. Los seres humanos dominamos el mundo gracias al amor hacia nuestros semejantes y ese amor, es lo que hace girar al mundo en el sentido correcto, solo que muchos sentimientos que transmiten otros, como el odio, la envidia y, sobre todo la soberbia, lo ralentizan. Hay personas que son infelices viendo a los otros felices, creo que no saben que transmitir las cosas, hace que las penas se relativicen.

Los sueños, las novedades, los imposibles, son los que hacen al mundo que sea flexible y no rígido, avanzar. Se puede estirar de todas las formas posibles para acomodarnos y disfrutar y ser felices, cada uno, en nuestras circunstancias particulares.

El ocio, el deseo, la pasión, y el amor son los que hacen moverse al mundo. Nunca dejes pues, que te hundan, ya que una simple sonrisa es lo que permite ser feliz y transmitir alegría. Las estrellas se iluminan para que encontremos la nuestra, y ese es nuestra historia y nuestro secreto personal.

Mi forma de ver el mundo es tu mundo y espero que tú descubras aquello que a mi no me da tiempo a descubrir para transmitírmelo con tu mirada y con la palabra mientras degustamos, tú en tu lugar y yo en el mío, una taza de buen café.

Y espero que tu mundo y el mío, vuelvan a ser el mismo muy pronto.

Visita el perfil de @reinaamora