Femme fatale – @reinaamora

Reinamora @reinaamora, krakens y sirenas, Perspectivas 1 Comment

Dicen que hay que tener cuidado con aquellos que saben escribir, porque son capaces de enamorar sin tocarte. También hay que alejarse de la gente egoísta, que están convencidos de que la mayor parte de lo que ven, les pertenece.

¿Qué ocurre cuando escribes pensando en alguien egoísta? ¿En qué momento pasas de crear una figura que seduce a caer seducido por ella? ¿Fui yo quién la creó o siempre estuvo ahí, esperando para que hablara de ella y me robara las palabras? Ahora las frases no me pertenecen. Seducción, tentación, dolor, lujuria, mirada, pasión, deseo…

Ha llegado un momento en que las ideas no pueden ir más allá de sus ojos ocre. Cuando pienso, cuando escribo, cuando siento. Allí está ella, incapaz de irse. Tal vez nunca quiso quedarse, tal vez su intención no era más que estar de paso y marcharse, tal como es ella. Femme fatale, breve e intensa.

Nunca sabré si fue sincera cuando la describía, si era verdad lo que yo quería que sintiera, lo que sentía cuando mis manos de tinta buscaban su contorno semi desnudo, sólo vestido con vicios y palabras. La quise y no la quise. Ella no me quiso, y siempre imaginé cómo habría sido que me hubiera querido. Tal vez si hubiera sido como las otras ahora no la recordaría no tendría ese impulso por dejar que se cuele entre mis líneas y se escape de mis dedos al papel.

La máquina de escribir ruge, furiosa, tratando de describir toda la perfecta imperfección de su caos. Una vez, sólo una vez más. ¿Tan malo sería tenerla una vez más? Dejar de pensar y sentir sin medida. Todo eso, y más, era ella. Sentir sin límites, por eso no puedo describirla, me faltan palabras e idiomas para acercarme a sus labios. ¿Cómo sería todo si dejase de escribir y viviéramos? Quizás dejaría de ser yo. Pero ella siempre es ella.

Vuelvo a buscarla entre mi lírica. Aparece, fugaz, como el destello de un poeta alcoholizado y maldito, tratando de darle sentido a todas las locuras que hice por ella. ¿Una última vez? Tal vez no merezca esa última vez.

 

Visita el perfil de @reinaamora

Comentarios 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.