Elige estrella – @DonCorleoneLaws

DonCorleoneLaws @DonCorleoneLaws, krakens y sirenas, Perspectivas

Porque me miras y me desarmas.

Porque desde hace ya casi nueve años no entendería mi vida sin tenerte, sin abrazarte, sin escucharte todos los días, sin verte cada vez que puedo hacerlo.

Porque desde que llegaste entendí que mis razones de ser y estar en este descarnado mundo eran las de cuidarte de lo malo y enseñarte a disfrutar de lo bonito.

Porque eres la prioridad de mi existencia postergando todo lo demás, por hermoso y necesario que pueda ser.

Porque lo que tú me das en forma de ternura, de cariño y de sinceridad, jamás me lo podrá ofrecer nadie más de la misma desinteresada manera.

Porque eres capaz de saber qué me pasa simplemente escuchando mi tono de voz.

Porque llevo tu olor tatuado en mi cerebro desde el momento en el que te envolvimos por primera vez en aquel paño quirúrgico verde.

Porque me veo reflejado en ti cuando era niño: en tus gestos, en tus pensamientos, en tus gustos, en tu carácter y en tu comportamiento.

Porque, siendo tan pequeña, tienes un acúmulo de virtudes que ya quisieran poseer gentes con mucha más edad que tú.

Porque eres capaz de apaciguar tormentas y rebosar el alma con la sencilla fuerza de un “te quiero”.

Porque, pudiendo elegir cualquier otro sitio para estar o cualquier otra cosa que hacer, prefieres estar junto a mí agarrada de la mano.

Porque el día en que naciste comprendí que podría ser un animal irracional capaz de hacer cualquier cosa para defenderte de un ataque o de una injusticia.

Porque le diste sentido al término “incondicional”.

Porque demuestras tener inteligencia y personalidad como para que no te influencien sin necesidad.

Porque eres mi nexo de unión temporal del pasado con el presente y con el futuro.

Porque esté donde esté y haga lo que haga siempre me estoy acordando de ti y estás presente aunque no te tenga cerca.

Porque se me humedecen los ojos cuando me dices que estás orgullosa de mí.

Porque me sacas todo lo bueno en estos tiempos tan negativos para todos.

Porque gracias a ti me he desprendido de lo accesorio para quedarme con lo fundamental, creciendo como persona.

Porque eres experta en estrujar el reloj cuando estamos juntos.

Porque vas entendiendo que, aunque a todos nos gusta ganar, perder es algo normal que debe aceptarse con la misma naturalidad con la que se pide perdón.

Porque una siesta contigo es lo más bonito que hay.

Porque no se puede ser más noble que tú.

Porque siendo muy objetivo, contigo jamás podría serlo.

Porque eres mi brújula cuando estoy perdido, la voz que necesito escuchar cuando estoy desesperado y la carne que necesito abrazar cuando mi alma tiene frío.

Porque estás tan llena de Esperanza como yo. Tú la buscaste, tú la elegiste y en ella confías.

Por todo eso y por mucho más que no soy capaz de escribir sin emocionarme, quiero decirte –aunque no vayas a leer esto- que mi mundo eres tú, pequeña; que no lo quiero sin ti; que volvería una y mil veces a renunciar a todo con tal de poder estar contigo cuando queremos y podemos; que tú nunca has sido ni serás una carga para mí; que haré lo que esté en mi mano para darte toda la felicidad que me sea posible; que eres insustituible e innegociable; que procuraré ser tu apoyo, tu consejero y tu protector, y que estaré a tu lado hasta el último aliento de vida, cuando se me cierren cansados los ojos por la enfermedad o el agotamiento.

Mira al cielo y elige estrella. Brillan ¿verdad? Tintinean inquietas desde el otro confín del mundo enviando su mensaje de existencia, diciendo que allí están pese a todo: pese a la distancia, el frío y la soledad. Pues así es y será papá contigo: ahora que está aquí y cuando la distancia ya sea insalvable. Mi alma siempre estará alumbrándote en las noches más oscuras, tal y como tú haces conmigo, como una estrella.

Te quiero infinitamente.

Papá.

 

Visita el perfil de @DonCorleoneLaws