El violinista del Titanic – @kike_vasallo

Enrique Vasallo @kike_vasallo, krakens y sirenas, Perspectivas

“Y vi nuestro amor arder en las llamas y no hice nada, mi amor, lo vi arder y me quedé de pie, como absorto en la melodía de un fracaso precipitado. Como el violinista del Titanic” – @Innestesia.

Hace casi medio mes empecé a pensar algo para escribir en este texto.
Son las siete y pico de la mañana del día en el que este texto se publica y aquí estoy, sentado, muerto de sueño sin saber bien qué poner. Acabo de llegar a casa, mi madre me ha soltado un “Ya te vale…”, me he duchado y me he sentado delante de la pantalla del ordenador. En una hora tengo que salir pitando así que no sé cómo va a salir esto.

Después de haber desechado miles de ideas… Seamos sinceros, no he tenido ninguna idea buena. Quizá porque no entiendo el sentimiento del violinista del Titanic o porque lo entiendo demasiado bien.
Creo que aquellos que sonríen a la muerte como una vieja amiga, o incluso como a una antigua amante, son los que de verdad están preparados para dejar la vida sin perder la calma o mostrar un ápice de desesperanza. Simplemente continúan bailando los últimos compases de la sinfonía de la vida al ritmo que marca el primer violín que sigue, infalible y con nervios de acero, la punta de la batuta que sostiene la muerte.

Por cierto, ¿y si no fue DiCaprio el que estaba en el coche con Kate Winslet sino el violinista? Esa mano en el cristal empañado de aquel coche rojo no tiene pinta de ser de Leo.
Eso explicaría por qué le dio igual morir y se quedó, tocando, para poner la banda sonora al final de su vida; total, ya se había tirado a la protagonista…

-En fin. Por Wallace Henry Hartley, el auténtico violinista del Titanic, y por todos aquellos que sonríen cuando ven su final. -Digo alzando la taza de colacao por encima de mi cabeza, sabiendo que las cosas no se pueden dejar para el último minuto del último día y que sonreiré a mi vieja amante el día que me vuelva a besar en el cuello, por última vez, con su gélido aliento.

Visita el perfil de @kike_vasallo