El último adiós – @Hazmepoesia

dkys colaboraciones De principio a fin

Dio el último sorbo al vaso de whisky y pensó que esa noche no terminaría como solía ser habitual. Sentado en el borde de la cama, con la cabeza entre las manos, pensando si su cadáver quedaría más bonito con un disparo o con dos.

Si su vida merecía tanto la pena como para seguir en pie y no de rodillas.

Apretó los puños con fuerza intentando que el dolor de su corazón fuese más allá, como si fuese posible. Giró su cabeza con la esperanza de encontrar a la mujer que un día creyó de su vida, pero no estaba. No quedaba nada de ese amor. Un armario vacío y una historia a medio hacer en sus lágrimas.

Damien Rice suena de fondo, el teléfono vibra sin ganas y casi sin esperanza dejan de insistir. La habitación se queda en silencio, las agujas del reloj se hacen cada vez más pesadas avisando la llegada del triste final.

Por su cabeza, pasan todos y cada uno de los momentos más felices de su vida. El día que la conoció, la manera en la que su risa revoloteaba por toda la habitación, sus hijos. Su vida se derrumba -literalmente-, decidió que su cuerpo quedaría mejor con único disparo en el corazón, en el cuál, ella ya habría abierto una brecha.

Triste es que sin darse cuenta ya les dijese adiós antes de abandonar. Cuando el día anterior…

Dejó a los niños en el colegio después de dar un beso a cada uno y asegurarles que a la salida estaría esperándoles y no dejó de mirarlos, orgulloso, hasta que traspasaron la puerta y le saludaron con la mano.