El secreto de El Cairo – @dtrejoz

dkys colaboraciones Improvisando letras, Retos

Tan improbable lo del destino, tan insospechado, tan sorpresivo.

Tenía una historia perfecta, intachable. Vivía con su esposa de toda la vida, su amada Margarita, y con ella viajaba hacia la costa aquella tarde cuando lo alcanzó su pecado en una parada para ir al baño, recargar combustible y tomar un café.

Nunca tuvieron hijos. A sus cuarenta y tantos años, ya pensar en un hijo no era una opción para Margarita, todos los esfuerzos que se podían hacer, los habían hecho cuando tenían edad, ahora solo se resignaban a pasar tiempo juntos y disfrutar los sobrinos de cada cual. Entonces sucedió. Al ingresar al restaurant de comida rápida, la mirada de George se cruzó con la de esa mujer de rasgos egipcios, la sintió llegar hasta los huesos, y recordó su viaje de hace 12 años a El Cairo. Su pecado estaba ahí, al otro lado del mundo, poniéndolo contra las cuerdas, abofeteándolo, robándole el aliento. Recordó entonces la frase de aquella canción: “los secretos solo viven guardados, si se cuentan mueren”

Margarita se dio cuenta de que algo no estaba bien… ¿te pasa algo? Le preguntó con inquietud. George sin volver a verla respondió que se sentía mareado, mientras la mujer morena y de cabello negro y lacio, la de ojos alargados y nariz chata, la mujer que conoció en ese viaje a Egipto, con la que tuvo un tórrido romance durante 8 largas semanas, la mujer que nunca más volvió a ver porque era pecado, esa mujer que estaba enfrente atravesándole el alma con la mirada, se volvió y tomo de la mano a la niña de once años que la acompañaba y se llevó el secreto del Cairo a donde Margarita jamás lo sepa.

 

-Tan improbable lo del destino.

Visita el perfil de @dtrejoz