El mercado de cuerpos rotos – @Darkvelvet1

Darkvelvet1 @Darkvelvet1, krakens y sirenas, Perspectivas

“No puedo leer ni escribir ni hacer nada. Estoy tensa y hambrienta y deseosa de aniquilarme. Adiós a la poesía y a todo.
Que me golpeen para decirme que no soy la única que existe. Quiero morir. Que me pase algo. Que me acuchillen. Que me pongan ventanas y puertas y que las abran. Me asfixio dentro de mí.”

Alejandra Pizarnik

La metafísica de los bordes
de la estática que se prende
y la soledad interior…
que es enganche y mala vida.

Soy humana.
Vicio y dudas.
Y voy de mí a mi otro yo
y muchas veces nos ponemos juntas.
(sólo de rubia y gas butano).

Las miradas cortas
que deshicieron las cuerdas
y al corazón le sobran avenidas
y es de nadie esta sensación
de derrota.

Tan estúpida
como para pillarle droga al espejo.
Tan vulgar como llorar
cuando lo que veo
es un mal viaje.

Estabas tú, sujetándome el pelo
aquel día que bebí de más
y te dije que me besaras
porque estaba harta ya de fingir
que no se me paraba el mundo
sólo con mirarte.

Te dejé marchar, te negué
y te puedo jurar
sobre mi corazón roto
que jamás te olvido
que aún me quedo en tu recuerdo
muchas noches.

De esto igual han pasado
casi veinte años…
rozando el cielo con la punta de diamante
de un tocadiscos viejo,
viajando con Morrison en la tormenta
y en el fin.

Tócame rápido
que este frío viene a por mí
y el muy cabrón fingió un farol
que al final resultó cristales
y mucha más heridas.

Angustia de lo que fui
de no haber sabido dejarme
las cosas claras.

Fe de puntillas
que se muere de un esguince
y ya nunca un caminar elástico…
cojera y mal de mundo.

Con este destino hecho fiebre
aún hay ojos
que me pegan fuerte…
que yo nunca creí en el amor para siempre
y como siempre
los sentidos me dejaron
sin argumentos.

Soy la esclava dócil
de mis emociones
y muchas veces por no gritar
voy presumiendo de labios mordidos,
pero se me nota
que en esta calle
ya me acabé todas las luces.

(El farol, del frío, se congeló el primero)

Nubes con cadencia de poema
Y lluvias como amenazas.

(No se ha librado la noche del llanto).

Soy una esquirla de material de segunda. Costuras abiertas, bajos que ceden y esta soledad que parece inscrita en la etiqueta.
Nunca leo las recomendaciones de lavado, y a mí, este agua de carcoma me hace tenue y no soy más que retales…
Vivo en la avenida de los condenados, de los cuerpos rotos.

 

Visita el perfil de @Darkvelvet1