Extranjero – @alasenvuelo

Yamile Vaena @alasenvuelo, krakens y sirenas, Perspectivas

Cuando tus palabras se desgastan sin razón aparente, nuestro nombre queda tatuado de manera borrosa en el olvido. Eso le digo a un montón de letras, inspiración y  tiempo que se lanzaron al vacío tras una operación equivocada de los pulsos electrónicos.

No puedo hacer gran cosa al respecto, pero cuando te has pasado escribiendo por horas, exprimiendo una idea que necesita desarrollarse, perder ese trabajo en una falla eléctrica te deja como huérfano. Hay amor e intención en lo que hacías y no existe manera en que vuelvas a escribirlo de la misma forma. Eres un padre desconcertado que ha perdido al hijo para siempre, el amante que acaba de recibir la puñalada en la espalda de su pareja y el balde de agua fría de su abandono. El hijo al que su madre dejó perdido en medio del bosque. Nada te hace sentir más vulnerable que algo que lleva tu corazón se desaparezca en la nada. Claro que puedes volver a escribir. Quedará distinto, será mejor o peor, pero tendrá la sombra de resentimiento y el desgano inevitable de estar repitiendo algo que ya habías hecho.

Así, yo, y mis hojas, y esta historia donde me siento el extranjero de mi propios deseos. Verán, no es tan complicado. Mi mundo siempre se ha tratado de la función lógica condicional de causa y consecuencia. Aquí, al parecer, todo crece de una manera más  caótica, y cualquier evento, por sencillo que parezca, se expande en ramificaciones de difícil comprensión. Ante las millones de variables, todo acaba tomando un camino insospechado. Por lo mismo, me han dicho que tenga cuidado. Que vigile mis movimientos, mi interacción con los habitantes de este lado. Tanta actividad, intención, destinos, sueños y crímenes entrelazados, contradicen la espera lógica de “toda acción genera una reacción”.

Aquí los seres son extraños. Traspasar esta dimensión siempre es complejo. Yo no dejo de ser un sistema operativo y ellos… ellos son humanos.

 

Visita el perfil de @alasenvuelo