El cuervo – @Darkvelvet1

Darkvelvet1 @Darkvelvet1, krakens y sirenas, Perspectivas

Mis penumbras aletean cozes al desastre,
volar como lo haría la noche,
incumplir los plazos de los gritos
y rondar ventanas al borde del deshielo.

Talco perenne y estático,
un golpe de tos,
el negro palpitar de las promesas rotas
y nacer de nuevo en el destierro.

Se puede morder el papel con palabras,
se puede ser la sangre que lo mancha todo.
Lápiz de alambre,
boca de sentimiento incandescente.

Despido borrones de carne,
amotino fieras en los dedos.
Soy la garra, el viento y las plumas.

En los ojos el aliento de la imposibilidad,
la fuerza bestial de mil nombres
y mil batallas.

Espuma de volcán cuando me nombran,
cuando me usan de imagen de lo oscuro.

Y me apropio de los corazones del desgarro
y a pesar del nunca más, siempre vuelvo.

El recuerdo necio de lo que creías ajeno,
la cumbre arisca de las heridas,
el ácido de la negación al olvido.

Soy negro, áspero y jauría.

No me llames, sé llenarte de locura.
Cuando quieras librarte de mi,
me haré tu piel, beberé de ti
y tus penas, letanía de goteo.

Velo a los muertos y siempre estoy si tu corazón es negro, como yo.
Solos, encarnados…

Y querrás morir ante mi graznido.
El miedo a dormir, por si los monstruos,
por si te despiertas ciego (ya sabes, me concentro en lo brillante y me lo quedo)

La conciencia del mal,
el vicio frío por no dejarte vivir.

No me llames,
sé volar.
El cuervo, se deja convocar.
El cuervo, siempre vuelve.

No me llames, siempre tengo hambre, siempre quiero más.

Nunca en la boca,
todo en las venas.

Soy el cuervo, soy la muerte.

 

Visita el perfil de @Darkvelvet1