Dos balas gemelas – @CHOfficial10

dkys colaboraciones De principio a fin

Dio el último sorbo al vaso de whisky y pensó que esa noche no terminaría como solía ser habitual. Sentado en el borde de la cama, con la cabeza entre las manos, pensando si su cadáver quedaría más bonito con un disparo o con dos.

La había vuelto a soñar, a recordar. No fue su media naranja, era el frutero entero. En menos de dos miradas ya estaban con las manos enlazadas, dando pasos simétricos a pasar el resto de su vida juntos. Viajes de maletas llenas de risas, comidas familiares con miradas picantes, sexo lleno de sudor que caía del cariño de entre los dos. Y en esa unión cuya soldadura fue un beso, surgió la vida. Por partida doble. Gemelos idénticos se formaban en el vientre de aquella mujer. De aquella mujer que ahora tenía que soñar para recordarla. Y que le seguía doliendo. La mano del médico empujándole fuera del paritorio número dos. Nadie explicaba nada, y volvía a la misma postura, con la cabeza entre las manos. Los mismos gritos grabados a fuego en su cabeza que sonaban cada noche. Aquella mujer había seccionado su alma en tres partes no equitativas para regalarlas entre sus gemelos y ese hombre que le había hecho vivir una vida completa en un tiempo reducido.

Y ahí estaba él, recordando a su morena de ojos verdes, que antes de irse le miró a los ojos, ojos llenos de rabia y lágrimas ácidas y le dijo:

No te separes de ellos, que si estáis los tres juntos yo seguiré viva.

Ese recuerdo se le clavó en el estómago, desechó todo el resto de alcohol, cogió a sus gemelos y con la firme idea de mantener a su princesa viva,

Dejó a los niños en el colegio después de dar un beso a cada uno y asegurarles que a la salida estaría esperándoles y no dejó de mirarlos, orgulloso, hasta que traspasaron la puerta y le saludaron con la mano.