Dormir en paz – @LaBernhardt

labernhardt @LaBernhardt, krakens y sirenas, Perspectivas Deja un comentario

A las 02:37 a.m, en el 7º D, Lorena intenta olvidar que su vida es mentira. Parece que la ginebra del tardeo se reactiva cuando llegas a la cama. La cama compartida porque sigues casada, zorra. Eso se dice Lorena y al lado, ronca en la felicidad de los que no saben nada Paco. Podría llamarse Antonio y todo habría sido igual; la misma historia,el mismo final. Cuánta gente estará ahora, como ella, siendo un puto gusano. Cuánta.
Lorena no puede dormir en paz porque no, coño, que liarse con Andrés, el profesor particular de Emma es una mierda. Claro que es una mierda. Paco es mil veces mejor persona, mejor padre. Sí, sí a esa puta voz que le recuerda que sí, que Paco es bueno y ella, una zorra. Y lo del profesor, bah, uno, alguien. Nadie.
Nadie que la haga sentir bien. Nadie por quien dinamitar el sueño pesado de su Paco.
Tiene amigas Lorena que se metieron en el Twitter y se liaron con alguno y qué horror, maja, que allí es un putiferio y que todo es mentira y encima, quien te gusta vive a tomar viento, le contó Noe. Piensa Lorena que para tener a alguien lejos ya tiene a su Paco cerca.
Otra vuelta en la cama y van 7 desde que llegó de la cena. Qué bien me come las tetas el cabrón, y qué imbécil soy, Lore, duérmete que mañana toca ir al mercado, que mañana es sábado. Otro.
Ay, Paco, lo que daría yo porque te despertaras y me follaras como antes o como nunca, aunque sean las 03:17…

…y ya pasan de las 03:19 y este chiquillo sin venir y mira que se lo tengo dicho, que si piensa volver tarde que me avise, que para algo le compró el hermano el móvil. Que me avise, por favor, que no estoy yo para pasar más pesambre.
Sale Maite al descansillo del 3º B, porque le ha parecido escuchar el ascensor pero no. Vuelve a casa y hace frío pero no quiere encender el brasero que en el programa de la tía esa que se ha puesto morros y tetas, la de Antena 3, no hacen más que poner noticias de gente que se muere porque se deja la estufa o el brasero puesto. Y cuánto le gustaría a Maite tener caliente la casa, ponerse una caldera pero es que no hay manera, que si no es por una es por la siguiente y todos los meses es un goteo de dinero. La extra se le ha ido en el nene, en el pequeño. Y dónde estará esta criatura a estas horas si me ha dicho que no tardaría.
Los 1000 euros han ido a un ordenador porque le hacía falta y porque quiere ser informático. La orientadora del IES le ha dicho que vale para eso y Maite le ha puesto un ordenador de los caros, los Apple esos, que menuda murga le ha dado. Es de segunda mano, caro como un coche, narices, y al padre, ni asomársele la voluntad. Vuelve Maite a la cama y piensa que los hijos son de las madres y otra noche que no podrá dormir en paz.
Mira el reloj y son las 4:03. Este niño me va a escuchar mañana…

…Mañana me llamarán y no pienso coger el teléfono, ése que suena a toda hora en el 5ºC. Pedro se tapa la cabeza con la manta y sólo quiere dormir en paz pero ni eso. Tiene controladas las horas de llamada de las empresas de préstamos; de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Son las 04:56 y se le acaba el tiempo. Mañana es sábado y Súper Credit le reclama 2.368 euros. Dormir es para ricos, piensa Pedro, para quienes no deben. Dormiría en paz si la suerte le viniera de cara, no sé, un número de la ONCE, de los de entre semana. Con eso ya podría vivir, dormir, en paz.

…Dormir en paz como hace Cooper, eso quiere Laura. Mira al perrete y el sonido de su respiración es sedante pero no tanto como para conciliar el sueño. Mañana tiene examen de Literatura Española del S.XIX y no quiere ir, claro, no me jodas que a nadie le gusta hacer exámenes en sábado. Pero es que, además de eso, debe ver a Berto y eso sí que duele. Eso sí que no la deja dormir en paz porque Berto es increíble. Lee mucho y folla muy bien. Y Berto la hacía sonreír. A punto estuvo Laura de cambiarse de especialidad en tal de no verlo.
Luego, un psiquiatra de la Seguridad Social consideró que Cymbalta 60 mg ,dos veces al día, bastarían para mantener a Laura en Filología Inglesa, pese a Berto.
No incluyó en el tratamiento el facultativo la magia para acabar con los recuerdos, cada noche.

…Cada noche, para Luisa, sigue siendo de noche a las 06:39. Llega de la guardia en el hospital y quiere dormir en paz. Sabe que no lo hará porque las imágenes de urgencias se les pegan en la retina a los médicos novatos y no los dejan descansar.
En la portería se encuentra siempre con una vecina, cree que se llama Maite. Siempre sonríe. Luisa la envidia porque la imagina feliz, después de dormir en paz.
Maite envidia a esa médica que llega del curro porque cree que ella sí podrá dormir.
En paz.

 

Visita el perfil de @LaBernhardt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.