Donde las dan, las toman – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

«you’re just a fuck
i can’t explain it ‘cause i think you suck
im taking pride
in telling you to fuck off and die»

No puedo evitar que en mi cabeza suene repetitivamente «Fuck off an die» de GreenDay. ¿No la habéis oído nunca? Básicamente relata como las cosas se dan la vuelta. De cómo el gordito, gafotas y empollón de clase al que puteabas, se cansa, te sostiene la mirada delante del grupito de animadoras y te suelta la hostia de tu vida, para tu sorpresa y la de los asistentes a la función, que nunca pudieron imaginar que el statu quo establecido pudiera llegar a cambiar de una forma tan dramática.

Nunca te metas con un empollón, mañana podría crear una start-up en internet y que termines trabajando para él.

Y eso es lo que pasó. Vaya subidón. Un día estás programando con un par de amigos una idea en esencia bastante simple y sin darte cuenta muy bien cómo, eBay te pone delante de la mesa un cheque con una cifra mareante por el 90% de lo que has construido, para protegerse y que no nos adquiera la competencia.

Y nos han comprado un barco, ¡un puto barco, tío! Me aterroriza el mar, y jamás he salido a navegar, pero me paso el día en la cubierta recibiendo atenciones del personal a bordo.

Creo que estuve barriendo la cancha de baloncesto con un cepillo de dientes durante una semana para disfrute tuyo y de tus amigos. Tú no me has reconocido, la pasta te cambia mucho, pero tú estás prácticamente igual que hace quince años. Te he ofrecido el doble de lo que cobrases en cualquier trabajo no cualificado que desarrollases para que trabajes para mí. Te he explicado una enrevesada teoría acerca del cuidado de la teca que cubre la superficie del barco. Te he preparado un compuesto con el que te digo que hay que tratar la madera y que debes tener cuidado porque es muy tóxico. Sólo es agua y bicarbonato, pero supongo que al ver la espuma que crea la mezcla, no dudas de su toxicidad y te embutes unos guantes de goma hasta el codo y una mascarilla.

Y ahí te tengo, desde las doce de la mañana, regándome la cubierta con los goterones de sudor que se desprenden de tu frente. Y comienzas a aplicar el preparado, de rodillas, en movimientos circulares, como yo te he explicado que ha de hacerse para una perfecta absorción y por supuesto, con un cepillo de dientes.

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter