Días grises – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

No me gustan los melodramas, ni las canciones tristes. No me gusta la lluvia, no me gusta el frío ni la falta de luz.

Tras un día ha acontecido otro, y la sucesión de días ha compuesto los meses. Varios meses, una estación. Y las estaciones han dado paso a los años, demasiados. He perdido la cuenta. Cuatro o cinco, seguro…

No me gustan los días grises y en eso se habían convertido todos mis días últimamente. Como la lucha de un marinero por mantener su barco a flote cinco minutos más en medio de una tormenta que no sabe cuando cesará. Como salir a la calle sin paraguas y esperar en un portal a que escampe mientras arrecia el aguacero. Como el que corona una duna ansioso de ver el mar y sólo divisa una nueva, más alta, y hacia ella se encamina sacando fuerzas de donde no quedan, auto-convenciéndose de que esa será la última, que antes o después la arena terminará.

Y de repente apareciste tú. No sé mucho de ti pero te conozco de siempre.

Mientras te vistes has puesto una canción francesa que no logro identificar. Tarareándola, apareces en la habitación dando giros sobre tus talones y me extiendes una mano invitándome a bailar. Te observo durante un instante, cobijado bajo el edredón de tu cama, absorbiendo el calor residual provocado escasas horas antes por el roce de nuestros cuerpos. Acepto tu oferta y bailamos, mientras miras mis ojos y entonas la canción en un perfecto francés inventado.

El microondas avisa con su característico pitido que acaba de calentar nuestro primer café del día. Te encaminas hacia la cocina mientras yo aprovecho para mirar por la ventana: llueve, hace aire y frío, algo normal en la época del año en la que estamos.

Te has situado en la puerta de la habitación apoyando la espalda en el marco mientras posicionas las caderas en actitud sensual. Con el índice te señalas para señalarme a mí luego y sin pronunciar palabra, marcar en tus labios un: «Yo, a ti, te quiero», y terminar con un guiño.

Fuera el día gris, pero mi día, soleado.

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter