Desquiciadas – @JokersMayCry + @soyloquecallo

JokersMayCry krakens y sirenas Deja un comentario

Desquiciada, como una loba en celo cuando no sabe de ti y aúlla a la luna llena del recuerdo de tus ojos. Me araño. Me flagelo. Me muerdo. Me insulto. Me crucifico en los pecados que reencarno. Y maldigo cada momento que perdí y dejé escapar por la comisura de mi vida por donde te colaste para hacerme tuya y por donde huiste para dejarme en nada. La nada es un todo que es imposible de abarcar.

No me llames histérica por gritar tu nombre entre las madrugadas cuando lo he callado en el cadáver que deja la estela de un silencio y su soledad, no me llames inestable por buscarte en cada ápice de mi vida cuando te he perdido en cada vuelta de almohada pasada de rosca, no me llames loca por ser tan cuerda con mi razón y dejarme guiar por una brújula de latidos que infartan cuando te alejas. Llámame ilusa por dejarte marchar.

No me devuelvas la lucidez, ya no la quiero, no me sirve, no me llena, mi alma no se desborda en la calma de la sobria lógia. Me gusta vivirte al máximo de esta locura porque es lo único que me queda. Quizás sea algo errante porque corres por mis venas con una histeria que no hay quien la calme, cruzas en forma de rayo mi cuerpo mientras cabalgas por debajo de mi piel en forma de pulso. Y, a pesar de todo, te quiero así, entre tormentas de nubes rasas y calma de lluvia intensa, entre la melancolía de las hojas caídas de octubre y los copos de nieve que se derriten con la leve caricia de un tenue sol.

Te juro que me he convertido en locura, que sólo quiero arrancarme las entrañas para lograr olvidarme de ti, y no puedo, joder, no puedo hacerlo cuando habitas cada poro, cada sonrisa, cada lágrima, cada latido, línea, letra y garabato, tachón y borrón, cuando eres dueño de la parte más invisible de mí que se desnudó para ti.

El corazón ya no me palpita porque lo he silenciado, ahora sólo soy un manojo de vísceras que ni sienten ni padecen o, al menos, eso quiero pensar yo, pero laten fuerte los recuerdos, palpita la nostalgia en poemas que se marchitaron entre las manos de la realidad.

Me estoy convirtiendo en bipolar, porque quiero follarte y matarte a partes iguales algunos días; otros días, me folla y me mata la vida, el mundo me abre de piernas cuando más quiero encerrarme en mí misma. Que ya no siento nada que no sea lo que me hace intentar renacer de esta maldita locura y, aun así, sigo con ganas de pegarme un tiro en la sien cada vez que intento olvidarme de ti. Los recuerdos no entienden de agujeros de salida.

Te pienso cada día, ¿sabes? Antes te sentía. Quererte me ha convertido en una loca de los sentimientos, pero intentar olvidarte me va a costar convertirme en una desquiciada con muchas ganas de olvidarlo todo y seguir con nuestra puta locura, que sólo nosotros entendemos, nuestro bucle de latidos desacompasados, nuestra historia de amor eterno, como los cuentos que soñábamos cada madrugada. Y no quieres… y no quiero… y no podemos…

Lloro, pataleo, no puedo respirar, hiperventilo, me araño la piel, me muerdo las ganas, pongo a Metallica a todo volumen, grito tu nombre en silencio, lágrimas y más lágrimas, y esta locura que me empapa. Me siento, me calmo, me fumo un cigarro, pienso en ti y vuelvo a empezar en bucle con mi histeria.

Yo, la de los ojos tristes y tú, el de la sonrisa ausente; yo, frente al espejo y tú, en el reflejo. Nadie dijo que de amar se saliera sin daños colaterales.

Desquiciada es poco pudiendo perder la cabeza por ti… maldito amor. Odio el amor con la misma fuerza con la que te quiero.

 

Visita los perfiles de @JokersMayCry y de @soyloquecallo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.