De regreso a donde no nos fuimos – @igriega_eme

igriega_eme @igriega_eme, krakens y sirenas, Perspectivas

Quiero margaritas que no hablen, le dije ya con poca paciencia al señor florista, aquel de las cubetas de aluminio arregladas en escalera, que adorna todos los días la esquina más al norte de la calle Ámsterdam.
No es que la vida sea corta ni demasiado larga; sin embargo aquello encuentros me salen sobrados, no me faltan pero sí me sobran ruidosos encuentros con ellas en cada distrito. Los senderos con toda clase de margaritas argüenderas, unas bulliciosas y alegres, otras juiciosas y silentes, otras parlanchinas y soeces.

No recuerdo la cantidad de veces que hago todo por no encontrarlas, a mi paso por la avenida París actúo con disimulo feliz, me subo en puntillas y me deslizo en giros volátiles con habilidad bailarina, ignorando su lenguaje de flor desesperada.  Mi cabeza de inmediato, se rodea de un blindaje de cristal imaginario, y finjo naufragios en las más absurdas reflexiones o acelero mirando el reloj como si persiguiera al tiempo para poder salvarme. Parezco el conejo de Alicia, pero sin maravillas, antes me intrigaban las flores, ahora, fastidian.

Se dibujan con polen en el aire sus palabras y mi casco de cristal, parece rebotarlas. Con desesperanza y ansia, me miran de reojo, mientras mezclan predicciones con mieles de hinojo, entre sí cuchichean futuros y supuestos, algunos nada acertados, otros más que baratos.

Con sus más de veinticinco mil especies saturan el mundo, entre primavera y otoño voy dando tumbos, buscando un invierno que me de refugio.

Cuántos murmullos flotan sutiles por los aires, como un ejército de grillos gritan cada día por las calles, como si me sobraran mundos y me faltaran naves.
Ellas tan dignas, se creen dispensables y orgullosas, pero no son más que unas flores mentirosas. Por eso es que hoy he rogado al florista que por piedad me venda unas margaritas silenciosas, quiero ir de regreso a donde no nos fuimos y volver a creer que sí nos quisimos.

 

Visita el perfil de @igriega_eme