Crónica de una muerte anunciada – @StaPoulain

María Muñoz @StaPoulain, krakens y sirenas, Perspectivas

A veces pasa, cerramos los ojos e ignoramos que al final del camino hay un muro.

Nos da igual si nos lo dicen otros. Nos da igual si nosotros sabemos que la historia está muerta.

Nos da igual, porque lo único que está de nuestra parte es la obstinación más absoluta y su mandato de no rendirnos.

Es una causa perdida, sí, pero tenemos que intentarlo.

 

Porque estaba muerto antes de nacer.

Roto antes de arrancar.

Sucio, pequeño. Así, así es como estaba lo nuestro.

 

Pero sólo uno de los dos lo sabía, sólo uno sabía que lo nuestro era la crónica de una muerte anunciada.

Sólo uno sabía que iban a “devolver” a Ángela Vicario a su casa porque no era virgen.

Sólo uno de los dos sabía que uno iba a matar y el otro sólo tenía que morir.

 

Pero como no sabemos rendirnos comenzamos por el final.

Porque necesitábamos vivirnos.

 

Porque este es el cuento de los finales que nacen antes de empezar  

El cuento de todas las cosas improbables que no podían ser pero fueron.  

Las cosas que retrocedieron en el tiempo.  

Las ganas de empezar de cero.  

Cuando ya no se podía…

Nosotros…

Empezamos lo nuestro.  

 

Visita el perfil de @StaPoulain