Condenados a repetirnos – @shivisc

shivisc @shivisc, krakens y sirenas, Perspectivas Deja un comentario

No te diré algo como, ¿por qué no sucedió antes? Porque sé que es el tipo de momentos que llegan solos. Sin ser invitados, llegan porque sí.

Cuando están listos para venir porque provocarlos no funciona. Dejarlos pasar cuando llegan de forma espontánea, sí.

Tampoco preguntaré por qué. Creo que pedirte respuesta a algo que al igual que a mí te confunde, no es justo. El por qué casi siempre se hace acompañar del silencio y este puede ser tan elocuente, sutil o nulo como nuestra percepción de lo que estemos abiertos o no a esperar nos pueda y quiera dar pistas de lo que realmente sucede.

Rara vez te haré muchas preguntas porque a mí por lo general no se me dan bien las respuestas. Habrá días que te llene de palabras como para hacerte un edredón con almohadas o días donde no aparezca ni una sola porque probablemente se habrán quedado dormidas desveladas contando estrellas.

Así es esto, ven cuando quieras venir que iré cuando quiera estar. Podrás quedarte todas las veces que quieras aún cuando te vayas. O jurarme que te irás siempre y eso ni tú te lo creas. Te prometo que no te pediré algo que yo no pueda darte y por favor no me pidas algo que sepas que tampoco tienes o sabes que no te daré.

Pareciera que mis comentarios son ensayados pero no, más bien son asunto arraigado. Verás, me costó tanto tiempo conocerme que me ahorro los sinsentidos y las respuestas como imagino que al igual que a mí te sucede porque lo creas o no, estamos condenados a repetirnos.

Tú a buscarme en muchas partes y yo creyendo reconocerte todas las veces. La búsqueda, los tropiezos y hasta los choques son cíclicos. Qué bueno cuando sé que eres tú porque reconozco inmediatamente la comodidad de mi espacio y quiero pensar que también te sientes cómodo en ciertos lugares a donde viajamos porque encuentras lugares y momentos conocidos y pareces reconocer todo el trayecto a casa con una sonrisa.

Creo que si me tardé tanto tiempo en caminar por tu mismo sendero es porque soy persona de pausas y lo sabes. Como sabes también que conmigo la impaciencia y prisas no funciona. Sabes que soy de las que lo experimenta todo, la que toca todo y se asegura antes de llegar que no dejo nada que pueda hacerme voltear una última vez.

Gracias por tu paciencia que por mi parte pienso ahorrarte las preguntas sin embargo cualquier respuesta que necesites de mi parte la pondré con toda honestidad en tus manos.

No diré algo como, ¿cuánto tiempo? porque la última vez que estuviste, aunque te fuiste, jamás te pudiste ir para siempre.

Pero sí te diré, —quédate aquí, entre mi cuello y mi hombro donde te hice un refugio para las noches largas, los días pesados, las tardes grises y un café en la ventana esperándote en la lluvia.

 

Visita el perfil de @shivisc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.