Otra ronda – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Mi gran error fue huir. De mí. Yo, qué no sé ir si no es con el corazón por fuera para besar o para qué me maten. Pero es que hay noches de esas que se anudan en la garganta y la sangre se para por las venas. Y justo, cuando más necesitas que te inyecten vida, la propia vida se convierte en un aeropuerto con todos los vuelos cancelados. Y vivir se vuelve un continuo aguacero y la tristeza …

Me dejaste marca – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

La vida siempre cumple su amenaza en eso de dejarnos marca. Estamos hechos a base de golpes porque vivir siempre duele más de lo debido. Algunas veces resulta tan letal como esa guerra que no termina nunca. Y entonces, la vida, se convierte en herida y convalecencia constante. Pero ha llegado ese momento en que caer ha dejado de ser una forma de sentirse vivo. Y estoy cansada de estas paredes que no dejan de golpearme, del paso de los …

Mira, bésame – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Bésame, que tengo antojo de que me dibujes el borde de mi boca con tus dedos, del deseo de resbalar tu lengua desde mi lengua hasta mi sexo. Sí, bésame, que quiero que tu saliva me haga camino por la cuesta de mis piernas que te quiero a ti y a tus ganas de lamer mi carne y yo de libar tus perversas palabras con mucho más que hambre. Que sí, que me beses para cauterizar todas las heridas a …

A cara o cruz – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Conversaciones con el AMOR. Ese sentimiento.    No, no digas nada, lo he decidido. Me voy. Y tú si quieres te quedas. No sé si es la decisión correcta, pero voy a cerrar los ojos y a respirar hondo con la misma seguridad que tiene el saberse ganador, porque no hay vuelta atrás. Me conoces bien y sabes que si se trata de cuestiones amorosas nunca he sido de tirar una moneda al aire. Que tú y yo, AMOR, somos …

Dejen salir antes de entrar – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Desde muy niña, me enseñaron que esta frase era una mera cuestión de protocolo, de educación social y que eso era lo correcto. Y yo sólo hacía uso de ella cada vez que montaba en transporte público. Pero la vida siempre nos tiene reservada otra lección. Así es ella, dando golpes certeros cuando menos te lo esperas, porque el dónde siempre lo tengo claro. Y después de dolerme un rato largo, lo entendí todo. Y vi que lo mejor era …

Por falta de uso – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Adiós. Al final he tenido el valor suficiente para despedirme de ti, aunque eso sea despedirme también un poco de mí. Pero es que tú y yo juntos nos estábamos hundiendo, yendo a la deriva, aunque contigo me hubiera ido hasta el fondo a pesar de ir en un barco que sólo remaba yo. Y entonces empezamos a tener grandes heridas de normalidad y la rutina comenzó a erosionarnos por todos lados. Nos quedamos vestidos de piel para dentro y sin darnos cuenta, …

Pongamos que hablo de ti – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Sí, de ti. A ver si de una vez por todas pones las cartas sobre la mesa y te atreves a mirarme de frente, como los valientes. Pero no, para eso hay que tener muchos arrestos y tú, ti siempre vas por detrás, acuchillando por la espalda cuando menos se te espera. Y yo no te esperaba. Aún recuerdo el día en que me hablaron de ti. Yo te conocía lo justo, de oídas, pero tú parece que lo sabías …

Pájaros en mano – @_Marla_Sercob

_Marla_Sercob @_Marla_Sercob, krakens y sirenas, Perspectivas

Contigo siempre tuve frío a pesar de todo el calor que prometías. Frío, sí. Yo. Precisamente yo, que era una coleccionista de heridas.  Yo, que iba por la vida con los  labios cortados a menudo disfrazándolos  de sonrisa.  Yo, que ya no podía tener más frío porque realmente yo era el mismo frío. Y a pesar de las bajas temperaturas  volví a creer en las promesas de amor. En tus promesas. Sin darme cuenta de que desde el principio ya …