Carreteras secundarias – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

Se han diluido las alternativas y los cruces. No tomo decisiones porque no hay decisiones que tomar. Elegir camino no es problema cuando no hay camino que elegir.

Debimos tomar la autopista, la opción lógica, la que se pierde en el horizonte. La de sacar la mano por la ventanilla mientras escuchamos música y devoramos los kilómetros que nos separan de nuestro destino cierto y programado. La de mirarnos a veces y controlar a los niños por el espejo retrovisor. La de las consecuencias medidas, la de la inexistencia de plan B.

Pero en algún momento decidimos salirnos de ella, girar en el cruce y adentrarnos en una carretera secundaria para hacer más divertido el camino. Bacheado y con curvas, a la aventura, que lo que es para ti siempre lo será y que los amores reñidos son los más queridos, ya se sabe…

Nos propusimos experimentar con el método de prueba y error sobre sentimientos en probetas. Jugar a la goma elástica donde ahora te tengo y ahora te pierdo aunque nunca nos dejábamos perder. Vete para siempre pero no te vayas y si te vas, que no sea lejos. O eso creía…

He de sincerarme, no me divertí.

Las carreteras secundarias poseen sus características. Son sinuosas, inciertas y con mayores tandas de mortandad.

Tú y yo, dos muertos más. Hemos pasado a formar parte de la estadística y nadie nos recordará. Probablemente acabaremos olvidándonos de quienes fuimos nosotros mismos.

Hicimos nuestra elección, pero elegimos mal.

Intento orientarme para establecer una ruta. Escudriño el panorama que se muestra ante mis ojos buscando algún detalle que me resulte familiar y me devuelva a la autopista. Sólo jaras e hinojos secos.

El sol se está ocultando tras las montañas y hacia ellas oriento mis pasos.

Espero que en algún momento aparezca una senda, una vereda o un rastro del tránsito de una colonia de hormigas que me ayude a decidir.

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter