Cargando con el peso del mundo – @PabloRompe29

PabloBenigni1 @PabloRompe29, krakens y sirenas, Perspectivas

Soy tu madre, naciste de mi fuego, sangre y tripas, te creé entre gritos de liberación, naciste de mi dolor pero en el momento en el que te tuve en mis brazos toda la rabia, la frustración, la pena, se difuminaron y solo dejaron sitio al amor y a la ilusión, toda confusión y sin sentido de este mundo cruel perdió el protagonismo, porque ahora solo tú eres lo principal, viniste del placer más intenso, noté como entrabas en mí y te quise desde aquel instante, luego nos quedamos solas, tú y yo contra el mundo, note como cada centímetro de tu piel crecía en mi interior, como te ibas convirtiendo en una creación más grande que yo, y cuanto más ibas haciéndote real, más miedo tenía, iba a expulsarte a un mundo feo, desagradable, perdido y hostil, nadie está preparado para salir a este mundo y arrastrarse por su fango, yo vomitaba solo con imaginarte arañada, magullada intentando pelear por salir adelante en un mundo que siempre te pondrá el pie encima para que no crezcas, para que no destaques, intentarán callarte, censurarte, discriminarte por ser quien eres, por ser como eres, y me angustia solo de imaginar ese punzón de dolor que tendrás cuando caigas la primera vez, cuando fracases por primera vez, pero entonces, me entra por el pecho una sensación de orgullo, de satisfacción inimaginable, mares y océanos de alegría azotando mi sonrisa para despertarla al imaginarte luchando por levantarte, pataleando, sacando todo el valor que solo tu naturaleza tiene para alzarse y con el puño en alto anunciar tu nombre al mundo, moría entonces de ganas de tenerte por fin en mis brazos, y ahora te tengo, tú y yo solas contra el mundo, soy tu madre, tú también me creaste, pero soy yo quien debe protegerte, incluso cuando me odies, incluso cuando pienses que te odio, estoy protegiéndote, siempre pondré mi alma y mi piel delante de cada bala para salvarte, sin esperar nada a cambio, solo con el amor incondicional de una madre, incluso cuando no te entienda y te rebeles contra mí, seré tu madre siempre, seremos una unión indisoluble, la creación de las creaciones en mis brazos aun llorando por el dolorido despertar, y tú solo tienes que dejarme enseñarte, equivocarte, y crecer, yo haré el resto, soy tu madre, yo cargaré con el peso del mundo en mis hombros.

 

Visita el perfil de @PabloBenigni1