Black Dog – @Darkvelvet1

Darkvelvet1 @Darkvelvet1, krakens y sirenas, Perspectivas

Entre tanta pisada en falso
y la playa no pronuncia mi nombre.
Sí algo de salitre llevo,
ya será mucho más de la que traigo.
Que a mis ojos les lloran despedidas,
que a mi vida le sobra la existencia.

No me apetece vivir en un verbo conocido.
De tanto llorar,
no será nada ya lo que me abrasen muerta.

Mi perro negro, esa sombra de escasa sutileza.
¡Black dog, come on, put three swords on my veins!
Black dog, fiel y endemoniado extraño.

Tanta palabra vana, tan poco que decir
y a las putas personas,
les interesa su ombligo.
Al mundo ya le pueden follar duro…

Me da asco hasta el aire
y por la ventana, la mirada turbia,
la pista abandonada por la lluvia,
esa que estrelló las ruedas de la niñez,
en un espejo sin fecha
que ya no da ni mala suerte.

Alrededor de mí todo habla demasiado alto
y me moriría por silencio
y resucitaría por las cervezas
que ya no me pago.

A la piel…
este adicto hálito.
My big, sweet, black dog.
¡Hey, Darling, give me a knife, bring me a hole,
suck my darkness!

Estos cuervos escupen las neuras de Poe
y no me cantan fados
porque tienen miedo
que me mate la tristeza.

Llevo el ladrido negro en la sangre, perrito.
Ven a lamer,
a degollar… vente, que te adopto
y nos hacemos unas buenas hogueras (de hueso y carne),
justo ahí, mar adentro (“y no querer salir”).

Me voy a correr cosida a la falda de un tango
y deshacerme a dedos bajo la atenta mirada
de esta huida que no es, de este viaje que no avanza.

Echo de menos los filos tersos de cualquier cuchilla…
Echo de menos querer vivir…
Ya ves, algunas veces,
Blacky gana y yo muero.
(“Time is on my side, yes it’s…
…Go ahead, baby, go ahead and light up the town and baby, do anything your heart desires…”)
Time is on my side. The Rolling Stones.

 

Visita el perfil de @Darkvelvet1