Amor con fecha de caducidad – @Mous_Tache

Mous_Tache @Mous_Tache, krakens y sirenas, Perspectivas

No recuerdo tu nombre, tan sólo lo alta que eras, tu pelo por la cintura y tus preciosos ojos… espera, no me lo digas… ¿marrones? Sí, estoy absolutamente seguro, marrones.

Tuvo que acercarse tu amiga a decirme que te gustaba.

Ahora han pasado los años y te lo puedo confesar. Mi respiración entrecortada no era deseo sino un simulacro de infarto de miocardio.

Te recuerdo muy bien. Ana, ¿verdad? No, no, María… Bueno, no importa, el caso es que me acuerdo de ti perfectamente.

Recuerdo nuestros largos paseos cogidos de la mano en aquel pequeño pueblo donde todo el mundo se conocía. Bueno, me conocían a mí y puedes imaginarte, o yo quería creer que me elevaban al rango de semidiós por conquistar a aquella catalana de 17 primaveras a mis 14 otoños recién cumplidos.

Sólo nos dimos un beso, de eso sí te acordarás. Corto, tímido, de sólo rozar los labios, pero nos bastó para jurarnos amor eterno. Te prometí asaltar fortalezas, cruzar bosques encantados, matar dragones, fabricarme unas alas para salvar la distancia que nos separaba cual Ícaro en busca de su Sol.

Sabes que no mentí y que aquel para siempre duró lo que duran los para siempre que dos desconocidos se prometen en los calurosos veranos andaluces.

Espera, lo tengo en la punta de la lengua… ¿Laura?

 

Puedes seguir a @Mous_Tache en Twitter