Adivina la película – @martasebastian

Marta Sebastián @martasebastian, krakens y sirenas, Perspectivas

Sentada en una butaca. Coca-cola en una mano. Un cubo gigante de palomitas en la otra… Y delante suya una pantalla enorme, con un viejo y rojo telón, como en los cines de su infancia, cuando la expresión “se levanta el telón” de aquellas clásicas adivinanzas, tenían sentido. Nadie más en la sala. Ni siquiera había más sillas. Nada. Sólo ella, la coca-cola, las palomitas y esa pantalla gigante.

Sí. Era como ella siempre se había imaginado. Quizás fuera casualidad. Quizás cada uno llegaba a la sala que ellos habían dibujado en su mente. Para sentirse más a gusto y relajados. Quizás sólo era otro sueño… Un sueño repetido, recurrente. Y por ello todo le era familiar.

Empezaron las imágenes y se vio a sí misma. Naciendo, llorando, creciendo… Las primeras imágenes le gustaron. Esa etapa de su vida que nadie conseguía recordar. Sus padres estaban tan jóvenes… Y le daban tantos besos y abrazos, les brillaban tanto los ojos…

Nacer, crecer… Empezar a andar, a hablar, las primeras rabietas, los primeros logros… La ilusión de conseguir algo por primera vez..: Sentirse orgullosa de sí misma (¿Por qué con los años esa sensación se había ido desvaneciendo?). Pasó la infancia y llegó la adolescencia. No. Eso no le gustaba. Las peleas con sus padres, las dudas e inseguridad que creía superadas, sentirse perdida en un mundo que no era el suyo… No. No quería seguir mirando esa pantalla. ¿Qué ganaba con eso? Nada.

Se levantó de su butaca, echó un último vistazo a la pantalla y salió. ¿Quién quería que le mostraran su vida tal y como había sido realmente y no como nosotros la recordamos?

Justo antes de cerrar la puerta vio como caía el telón. Adivina la película… Mi vida, tu vida… ¿Qué más da? Quizás como decía Darío Fo… Todos tenemos la misma historia. Lo único que tenía claro es que Calderón estaba en lo cierto en su “Gran teatro del Mundo” y es que todos somos actores dentro de nuestra propia vida. Somos actores en la vida de los demás.

 

“No olvides que es comedia nuestra vida
y teatro de farsa el mundo todo
que muda el aparato por instantes
y que todos en él somos farsantes”

Visita el perfil de @martasebastian