A la cola – @AllOfMe39

allofme39 @AllOfMe39, krakens y sirenas, Perspectivas

Un día te levantas, como otro cualquiera, y te da por pensar en qué situación estás. En qué situación está tu vida, tu empleo, tu familia, tus metas, tu esperanza.

Eres el último de una familia de trabajadores e intelectuales y te ves a ti mismo engrosando las listas del paro y preguntándote qué será lo que haces mal. Si merece la pena mantenerse a la cola por luchar por lo que quieres o si, por el contrario, deberías aceptar cualquier mierda con tal de cambiar un poco tu situación. Pero te dejas llevar mecido por algún no sé qué y tantos otros ojalá.

En tu vida no hay acción, no hay novedades, no hay emoción. Te sumes en una rutina sin rutina, levantándote a deshora, más por la hora en la que te hayas dormido que porque sea hora de levantarse.

Ves la vida pasar en los mismos bares, en las mismas caras, en los mismos ojos, en la misma ciudad… Y todo lo más interesante que puede contarse es algo que haya salido en las noticias.

Te encuentras a la cola de la vida como en la cola de un supermercado un sábado por la tarde.
Todo lleno y con un avance tan lento que desespera.

Te metes en un bucle de desesperación y desesperanza y lo único que te queda pensar es que el cambio pasa por la actitud.

Que no se puede vivir a la puta deriva, sin interés y echarle la culpa al mundo.

Nadie nació aprendido ni enseñado y el tiempo perdido no se recupera nunca.

Que los sueños rotos solo son trozos de desesperación sumidos en la nostalgia de un cobarde.
Que de lo único que debería arrepentirse uno es de todas esas veces que mira atrás y ve que no lo ha intentado con todas sus fuerzas, porque ese es el auténtico fracaso.

Que podemos estar a la cola del paro, del supermercado o de la vida, pero si hay algo que puede cambiarlo somos uno mismo, la paciencia y el tiempo.

Y si no tienes paciencia ni tiempo:

¡Vamos, salta ya!

Pero ponte a la cola, que antes… salto yo.

Puedes seguir a @AllOfMe39 en Twitter