15 – @Macon_inMotion

Macon_InMotion @Macon_InMotion, krakens y sirenas, Perspectivas

La niebla cubría las malas hierbas del enorme descampado. Ya estaban allí, pensaba un hombre que caminaba entre los matojos. Vestía una larga gabardina negra y dos perros flanqueaban sus pasos. Se refería a la policía. Ya estaban allí. Las botas se hundían en el terreno, embarrándole hasta los tobillos mientras la maleza crujía a su paso. Ya debían haber encontrado su coche. Lo había dejado sin ningún cuidado en uno de los lindes del camino. Daba igual. En las montañas, al fondo, se adivinaba la nieve que enmarcaba el febrero más frío que recordaba. La zona era ciertamente pantanosa, lo cual añadía penosidad al caminar de aquel hombre entrado en años.

En su bolsillo jugueteaba con las 15 monedas de plata que le pesaban tanto desde hacía años, puesto que cada una de ellas representaba una muerte, incluída la suya propia. Nada poseía de su antigua vida y nada le quedaba en la actual, salvo sus dos perros, tan viejos como él. Sólo las 15 monedas haciendo de nexo.

El sol empezaba a alargar las sombras y la temperaturaba a su vez, comenzaba a bajar. -Soy demasiado viejo para esta mierda.pensaba, sintiendo practicamente el aliento de la policía tras su nuca-. Sin embargo tenía que seguir dando pasos. Se lo debía. Había 14 personas que lo esperaban, posiblemente en el infierno. A ellas se lo debía. Durante años, habían decidido permanecer fuera del sistema. Engañando, robando, escurriéndose por las cloacas de la sociedad. Todos ellos habían muerto, libres. Tal cuál vivieron. Sólo él permanecía con vida.

La prensa los había apodado «La banda de los ilustrados» después del famoso robo en el Museo Nacional de Copenhague pero todo aquello quedaba ya demasiado lejos. Aún así, no pensaba romper la promesa que los 15 hicieron al repartirse, una por cabeza, 15 monedas de plata y que cada uno guardaría hasta el momento de su muerte. El último sería el encargado de hacer cumplir la promesa más allá de su muerte: Siempre libres.

El hombre llevaba un rato jadeando cuando se vió subitamente iluminado. Allí estaban ya. Los agentes del orden. El anticaos, como les llamaban ellos. Un enorme foco de luz le apuntaba. -No se mueva. Dese la vuelta lentamente.

El hombre, con la cabeza levemente inclinada hacia el cielo, observaba las nubes. Observaba aquel paraje natural. La naturaleza en estado puro, sin cortapisas. El grado ulterior de la libertad, con toda su belleza. Con toda su crueldad.

Después de unos instantes hizo caso a aquella autoritaria voz y se giró lentamente, siendo cegado momentanemanete por el foco. Ignorando a la veintena de agentes que tenía en frente, se agachó para tranquilizar a ambos perros, acariciándoles la cabeza.

Lentamente se puso de nuevo en pie, saboreando cada bocanada de aire. Tranquilamente metió su mano en el bolsillo para recoger las 15 monedas y durante un segundo se quedó inmovil, la sentía diferentes. De pronto ya no le pesaban como le habían pesado durante tantos años. Las sacó lentamente del bolso y con un rápido movimiento de brazo y dando media vuelta sobre si mismo, las lanzó al aire lo más fuerte que pudo. Uno de los polícias, al ver aquel gesto inesperado, disparó. Los dos perros se avalanzaron sobre él con furiosos ladridos.

Las 15 monedas brillaban, surcando el aire, trazando una parábola perfecta. El hombre sonreía a pesar de haber recibido un disparo mortal. Ya estaba con ellos, volando libre. Había cumplido la promesa. Siempre libres.

Las monedas seguían su camino mientras él caía de rodillas en el barro. Una vez sabedor de haber cumplido su promesa, su último pensamiento fue para la lealtad de sus dos perros, que se le habían adelantado y yacían muertos entre él y la policía. Se desplomó completamente al tiempo que las 15 monedas caían dispersas por el húmedo terreno. Unas hundiéndose en alguno de los pequeños pantanos que por allí había, otras quedando semienterradas en el barro. Ya para siempre inalcanzables. Siempre libres.

Visita el perfil de @Macon_inMotion


Si te gusta lo que hacemos en de krakens y sirenas apóyanos con tu voto en los premios 20Blogs.

Vótanos aquí

Página de ayuda